¿Celebras el progreso o eres perfeccionista? El podcast de Ele la White #305



{ 0:00 }
Ese es el podcast de Ele la White. Bienvenidos.

Hola, ¿qué tal? Soy Ele la White como ya sabes y hoy quiero hablar de la diferencia entre la perfección y el progreso y te voy a dar un ejemplo. No sé si tú lo sabes, pero el bambú es una especie de pasto, el bambú es súper interesante porque, cuando lo siembras, pasa muchísimo tiempo sin que salga nada, absolutamente nada de la tierra y de pronto un día crece y puede crecer hasta cinco metros en un ratito, literalmente. Entonces es muy interesante porque lo que va haciendo el bambú es preparando todo lo que se requiere para

{ 0:57 }
crear estos grandes bosques de bambú y después cuando ya está listo, sale todo. Yo cuando escuché esto me pareció muy interesante, y dije bueno, eso qué aplica conmigo. Bueno fíjate que hace unos 6 años más o menos estuve haciendo un programa se llama 54D y es un programa de ejercicio en donde tienes que hacer muchísimos ejercicios funcionales y te vas fortaleciendo y a lo largo de 54 días solamente descansando los domingos vas generando más y más fuerza. Bueno a mí me tocaba hacer estos levantamientos de barra solamente te  cuelgas con los brazos de una barra y tienes que subir hasta que tu barbilla quede por encima de la barra. Excuso decirte que empecé y no podía levantarme ni un centímetro todos los días,

{ 1:57 }
lo intentaba y ningún día me podía levantar. Obviamente no renuncié y como por ahí de la semana número 6, de pronto pude hacer siete seguidas sin parar eso qué quiere decir? No que había llevado 6 semanas sin progreso, sino que mis músculos se vean estado preparando se habían  estado fortaleciendo para lograr este objetivo extraordinario, obviamente estuve súper feliz cuando lo logré. Y cuántas veces te pasa eso. ¿Cuántas veces empiezas algo cualquier cosa, tocar un instrumento aprender una profesión, aprender una habilidad y parecería que no hay progreso? Ahora bien, si eres perfeccionista abandonas. Los perfeccionistas básicamente lo único que hacen es abandonar porque no están dispuestos a esperar, no están dispuestos a fallar repetidamente el perfeccionismo es sólo

{ 2:58 }
un juicio que te detiene entonces lo que te voy a invitar hoy es que tal que en lugar de esperar a ser perfecta o esperar ser perfectas de la primera y sin abandonar empiezas a celebrar tu progreso y tu progreso puede hacer hoy no pude hacer ni una sentadilla, no pude hacer ni una levantamiento de barra, no pude hacer ni un pastel, Hoy me quedo el pastel un poco menos horrible que el de ayer; hoy mi saxofón no chilló tanto como ayer; hoy me duelen menos los brazos por tratar de hacer desplantes, digo perdón mis piernas, por tratar de hacer desplantes, y eso es progreso. Y entonces, cuándo empiezas a celebrar el progreso, aunque sea me levanté, me puse los tenis y salí a correr, aunque no haya corrido mucho, aunque haya corrido solamente una calle y haya caminado el resto, me celebró porque me levanté, porque estoy comprometida conmigo y porque estoy dando un paso hacia

{ 3:54 }
adelante y simplemente niégate a renunciar y lo que va a suceder es, si renuncias solamente a tu perfección y te niegas a renunciar al progreso diario y, a pesar de que no ve resultados, sigues adelante, va a llegar un momento, en el que, como el bambú te vas a levantar majestuosa majestuoso, vas a empezar a ser de esos que parecería que son suertudos, esos donde hay 200 personas que juran que alguien es un éxito de la noche a la mañana, pero esa persona lleva años y años y años entrenando. Y te puedo dar mil  ejemplos hay escritos libros completos sobre este tema. De hecho,  te recomiendo mucho que se llama Outliers.  La verdad es que es un libro muy interesante porque justamente se trata de esto, de  la gente que ha tenido éxitos de extraordinarios Incluyendo los Beatles,  grandes atletas, donde el secreto de su éxito es que simplemente no se detuvieron.

{ 4:58 }
El caso los Beatles resulta que a ellos los ponían a trabajar en un bar en Alemania con gente muy borracha entonces que así, aprovechando que la gente estaba muy borracha, tocaban todo lo que podían probar nuevos ritmos, probado nuevas canciones y veían como la gente reaccionaba. Obviamente para cuando regresaron Inglaterra, su capacidad de trabajar su capacidad, de saber cómo funcionaba la gente, lo que le gustaba la gente era totalmente diferente. Y entonces pareció que se hicieron un éxito de la noche a la mañana, entonces la pregunta que te voy hacer es: ¿Estás lo suficientemente comprometido contigo como para empezar a celebrar tu progreso, como para no abandonar a pesar de no llegar a la perfección? ¿O vas a mantenerte en la inacción? gracias por escucharme nos vemos próximamente. Hasta la vista.

 


Leave a Reply

*

 

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.